jueves, 29 septiembre, 2022

PSOE de Andalucía llama a proteger la sanidad pública y apunta al “zamarreón” ciudadano a Moreno Bonilla con la movilización convocada para este sábado

La portavoz adjunta del PSOE de Andalucía, María Márquez, ha llamado a defender la sanidad pública ante el deterioro que está sufriendo, una situación que “no tiene que ver con la sexta ola de la pandemia sino que responde a un problema estructural por el cambio de modelo de Moreno Bonilla en el que se apuesta por la privatización del sistema”. Por ello, ha puesto en valor la movilización social convocada para el sábado para “cantarle las 40” a Moreno Bonilla y darle un “zamarreón para que reaccione de una vez”.

Márquez se ha pronunciado de este modo en una rueda de prensa  que ha iniciado con la condena por el asesinato de una menor en Alcalá la Real (Jaén). “Le han arrebatado la vida a una niña. Se trata de un problema terrible como sociedad que evidencia que no se puede banalizar la violencia machista”, hay dicho, tras mostrar su condena y rechazo absoluto ante lo ocurrido.

Márquez ha anunciado que el PSOE volverá a llevar el caos sanitario al próximo pleno del Parlamento, al entender que “el mayor error de un gobernante es no tener el oído pegado a la calle”. “Por mucho que diga que funciona la sanidad, cualquier usuario tiene claro que tiene  problemas cuando intenta acceder a una cita o antes las listas de espera para ver a un especialista”, ha apostillado.

En este marco, ha lamentado que el gobierno de Moreno Bonilla “no solo no reconozca la situación, lo que es un error, sino que intenta desprestigiar la movilización”, una movilización en la que estará el PSOE, recogiendo la reivindicación de los alcaldes y alcaldesas. Así, ha instando a un aumento de personal, a la estabilización de plantilla y a la atención primaria en un plazo razonable teniendo en cuenta que, según los datos aportados por los sindicatos, “Andalucía es la CCAA con menos profesionales y, por ejemplo, las listas de esperas de casos complejos se han incrementado un 42%, con más de 4.500 personas con enfermedades graves a la espera, y más de 20.000 andaluces tardan más de dos meses en conseguir una consulta de salud mental”.

El 28F como necesaria expresión cívica y democrática 

Además, el PSOE presentará al próximo pleno del Parlamento una proposición no de ley (PNL) relativa al Día de Andalucía, como “mayor expresión cívica y democrática del pueblo andaluz”, una iniciativa que recoge además instar al consejo de gobierno de la Junta de Andalucía a ratificar la importancia del 28F y del 4D, con una especial mención a Manuel José García Caparrós, asesinado en Málaga cuando reivindicaba en la manifestación las aspiraciones de la ciudadanía andaluza.

“Defendemos Andalucía, el Estatuto y el autogobierno”, ha dicho Márquez, que ha advertido de que esta defensa no puede ser “una campaña de marketing” como pretenden otros, sino que ha de suponer una protección activa de los derechos incorporados en el marco normativo regional.

De este modo, Márquez pone en valor los artículos del Estatuto de Andalucía relativos a la sanidad, la educación, la dependencia o la vivienda, artículos que considera que no están siendo garantizados por el gobierno de Moreno Bonilla, mencionando el caos sanitario, el cierre de “miles” de unidades educativas y su impulso a determinadas universidades privadas pese al rechazo de los rectores y rectoras de las  universidades públicas, además del hecho de que “un andaluz tiene que esperar casi dos años para conseguir una prestación por dependencia” o de que se tiene una Junta de Andalucía “insumisa” a la aplicación de las Ley de Vivienda estatal y sus beneficios.

“Es una falta de respeto al autogobierno y el PSOE lo seguirá haciendo como siempre lo ha hecho, con el Estatuto en la mano y nutriéndonos de nuestras raíces”, ha insistido, apuntando especialmente a las circunstancias que se viven.

“El PSOE no irá con Vox ni a la vuelta de la esquina”

Márquez ha instado a Moreno Bonilla a que “diga claramente si va a formar gobierno en Andalucía con Vox, si es su socio preferente”, incidiendo en que la postura del PSOE es clara: “Con Vox, ni a la vuelta de la esquina”. “Hay que recordar que Moreno Bonilla fue el primero que le abrió la puerta en Europa a la extrema derecha, un pactó por el sillón”, ha afirmado, insistiendo en que, tras tres años “blanqueando y engordando a la extrema derecha, ahora tiene una oportunidad maravillosa para cerrar esa puerta y hacer ese cordón sanitario del que habla el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en todo el país”.

Para Márquez, en Andalucía la alternativa a la extrema derecha “solo es una” y es la iniciativa encabezada por el secretario general del PSOE de Andalucía, Juan Espadas. “El PSOE no se va a centrar tanto en lo que ofrecen otros sino en el proyecto socialista existente, con argumentos más que suficientes para la sociedad andaluza”, concluye, haciendo referencia al “falso traje de moderación con el que se ha disfrazado Moreno Bonilla” durante la legislatura.