martes, 19 octubre, 2021

Desde el PSOE-A de Bormujos no podemos por menos que sentir una enorme satisfacción, pero a la vez una gran responsabilidad, por el proceso de elección de la candidata o del candidato a unas futuras elecciones presidenciales a la Junta de Andalucía. Satisfacción porque un proceso electoral como el que afrontamos viene a dejar patente, una vez más, la clara apuesta del PSOE por su militancia, su principal riqueza, y garante de la esencia de un partido político con clara vocación democrática que se encamina, con paso firme y decidido, a un siglo y medio de vida,  una larga trayectoria plagada de protagonismo en los cambios sociales más importantes de la Historia de nuestro país, algo por lo que cualquier militante puede sentir el orgullo de ser y formar parte de unas siglas tan insignes. Y responsabilidad, porque uno de los procesos más importantes que puede afrontar el PSOE sin duda que lo es ofrecer a la Sociedad, de la que forma parte, y a la que aspira a representar de manera mayoritaria, de ofrecer, decíamos, a esa Sociedad la mejor candidatura para liderar los procesos de modernización y transformación social que el PSOE siempre ha abanderado como líder indiscutible de las últimas décadas en Andalucía, y a la Historia nos remitimos.

Cuatro son los candidatos que aspiran a conformar una mayoría que sea capaz de articular un proyecto de ideas, personas, compromiso y acción para llevar a nuestro partido a recuperar la hegemonía política en nuestra región. Cuatro candidaturas que representan cuatro sensibilidades que entroncan con la génesis de un partido en continua evolución. Cuatro candidaturas que aglutinan lo mejor de nuestro partido. Cuatro candidaturas que son seña socialista pro de la modernización de una región andaluza que amamos, y nos importa y preocupa, y que, en manos de la derecha más inmovilista, aunque también más recalcitrante, está sufriendo una regresión en relación a los avances sociales que fuimos capaces de impulsar los socialistas durante nuestros mandatos.

Ahora toca recuperar el liderazgo, y para ello a la militancia corresponde volcarse en el proceso electoral interno, fruto del cual daremos a Andalucía lo mejor, Y MÁS SÓLIDO, de nosotros y nosotras mismas. No podemos ser pasivos y esperar a que los demás decidan sobre cuestiones que nos atañen. Es una responsabilidad de la militancia dar un paso al frente y ser protagonista del proceso DEMOCRÁTICO que estamos iniciando, con el que volvemos a dar ejemplo. Andalucía nos lo reclama, y el PSOE nos lo demanda, como militantes que somos y, por lo tanto, garantes de todos los acontecimientos importantes, históricos, que afectan a nuestra organización política. VOTAR ES UN DERECHO, PERO TAMBIEN UN COMPROMISO INELUDIBLE. EN TU MANO ESTÁ TU DECISIÓN. NO LA DEJES ESCAPAR.  

PSOE-A de Bormujos.