domingo, 28 noviembre, 2021

Desde el minuto uno en que fueron dados a conocer los resultados oficiales de las pasadas elecciones municipales en Bormujos, resultados que dejaban como claro vencedor al socialista Francisco Miguel Molina Haro, secretario general del PSOE-A de Bormujos, y líder de la agrupación socialista bormujera, quedó patente cual sería la deriva que habría de tomar Lola Romero, quién previamente había destrozado la unidad de su partido en aras de su ambición política, y a quien, Y ESTO ES LO MÁS IMPORTANTE, el pueblo de Bormujos, ejerciendo su derecho democrático, había convertido a través de las urnas en LA LIDER DE LA DERROTA, y no en la jefa de la oposición. Porque un verdadero líder de la oposición acepta desde un primer momento los resultados emanados de la voluntad popular y no se dedica a urdir artimañas, rebuscando en los estercoleros cualquier bazofia que pueda usar, con intereses espurios, para cuestionar cada uno de esos votos de la ciudadanía que determinaron, de manera bien clara, que el vencedor de las pasadas elecciones municipales fue el PSOE de BORMUJOS, y no por poca diferencia. Pero claro, eso Lola Romero no lo aceptó y sigue sin aceptarlo, al igual que le ha ocurrido a Trump, el presidente más nefasto que ha tenido EEUU, quien no ha dudado incluso en tratar de dinamitar las instituciones democráticas, como ahora, desde la bancada de perdedora, trata de hacer Lola Romero, imitando a su ídolo americano. Y para ello cuenta con la inestimable ayuda de su escudero, de un expatriado político, de un político gris que fue obligado a dimitir como portavoz del grupo popular en la Diputación de Sevilla por sus propios compañeros. Hablamos de Luis Paniagua, condenado en firme en un tribunal de Justicia y que abandonó su natural territorio político, llegando a Bormujos como un paracaidista, para intentar alejarse de los focos y seguir urdiendo en la sombra, que es donde se mueven los políticos con malas intenciones, que no son otras que las de servir a sus intereses personales y partidistas en detrimento del bien y del interés colectivo, en este caso de Bormujos.

Lola Romero, Luis Paniagua, y, entendemos, que el resto de los integrantes del Grupo Municipal del PP, no se han preguntado JAMÁS, qué pueden hacer por Bormujos. Ya por los pasillos de los colegios electorales andaban preguntándose QUÉ PODEMOS HACER PARA ALCANZAR EL PODER, PARA ECHAR AL ALCALDE DE BORMUJOS (VENCEDOR DE LAS ELECCIONES) DE LA ALCALDÍA. Solo perseguían, y en esas continúan, sentarse en el sillón de la alcaldía, calentar sus posaderas mientras dejan heladas las necesidades reales de Bormujos y sin solución los problemas que acucian a nuestro municipio. Porque nunca, JAMÁS, tendieron la mano al alcalde para ayudar, jamás arrimaron el hombro para empujar hacia delante a nuestro pueblo, ni nunca aportaron ideas que mejorasen el bienestar de Bormujos. Y en esa andan ahora, cuando el pueblo nos demanda UNIDAD, que es lo que más se necesita en los tiempos tan durísimos que vivimos. Mientras el gobierno municipal se dedica a luchar contra la pandemia y los problemas enormes que esta acarrea, el PP, LOLA ROMERO Y LUIS PANIAGUA y sus acólitos, tratan de embarrar, de torpedear, de confundir y, SOBRE TODO, de generar malestar entre la población bormujera. Y lo hacen con desvergüenza y, esto si que es ciertamente grave, a base de mentiras y SALTANDOSE A LA TORERA EL PRECEPTO CONSTITUCIONAL DE LA PRESUNCIÓN DE INOCENCIA. Cometen una auténtica aberración, algo en lo que los populares, y no ya solo los bormujeros, son auténticos expertos, porque cuando los votos no los avalan, ellos solo se dedican a judicializar la política para tratar de doblegar y poner en cuestión los resultados electorales emanados de la limpieza democrática. Pero es que ellos son versados poceros de la política; viven y actúan en las cloacas, y desde allí quieren manchar la honestidad, la honorabilidad y el buen hacer de cuantos entienden la vida política como un servicio de entrega personal a la sociedad, “de devolver a la sociedad parte de lo bueno que ella nos ha dado”, en palabras de Francisco Miguel Molina Haro.

Solo nos queda hacer un ruego sincero: Lola Romero, Luis Paniagua, acepten de una vez por todas el lugar donde los colocó Bormujos, y desde la oposición sean humildes, trabajen por nuestro pueblo y ayuden a generar tranquilidad en un tiempo de incertidumbre. Nos mueve y nos impulsa el bien general de Bormujos. No todos ustedes pueden decir esto, ¿verdad?.

PSOE-A de Bormujos.