miércoles, 21 octubre, 2020

En los momentos de mayor dificultad, cuando el estado de ánimo de la sociedad no anda en sus mejores momentos por causa de la pandemia mundial generada por la COVID-19, de la que Bormujos no está ajeno, es cuando los políticos deben poner en marcha su capacidad para convertir la política en un instrumento al servicio de la ciudadanía, en un elemento de primer orden a través del cual crear espacios regeneradores de vida e ilusión, pero también de establecer áreas donde tenga cabida el aspecto económico ―tan azotado por esta crisis sanitaria y económica―, aunque siempre supeditando todas las actuaciones a la salvaguarda de la salud pública.

En la noche del sábado 10 de octubre hemos asistido a un claro ejemplo de lo anteriormente expuesto. Porque en esta noche el divertimento y la Cultura se han dado la mano y puesto al servicio del paisanaje de Bormujos. Con todas las entradas agotadas, siguiendo las normas establecidas en materia de aforo y de distancia social, y sin obviar el uso obligado de mascarillas y gel hidroalcohólico, ha tenido lugar la representación de la obra “El asesino de la regañá”. Todo un éxito en el que los espectadores se han entregado de principio a fin al gran quehacer de actores y actriz, quienes han dado lo mejor de sí mismos sobre el escenario para hacernos olvidar por un tiempo los problemas que nos acechan, algo muy de agradecer en estos días.

Pero no se trata de hacer una reseña acerca de un espectáculo; no es este el foro adecuado. Traemos a colación la realización de este evento como claro ejemplo de lo que deben ser las políticas culturales en la época que nos toca vivir. La Cultura, hoy ha quedado patente, no se para ni decae en Bormujos. Porque desde la Concejalía de Cultura y Fiestas, dirigida por nuestro compañero Jesús Macarro, se ha fijado un objetivo prioritario: mantener alto el listón en materia cultural. La Cultura es un motor principal y primordial de dinamización social. Con la Cultura nos hacemos mejores personas, más capaces de entender a los demás y, por ende, de entendernos a nosotros mismos, contribuyendo de esta manera a tener en nuestras manos la opción de crear espacios de encuentro, de entendimiento, de creación y de evolución que son los que necesitan las sociedades para expandirse seguras y mirando de cara al futuro.

Así pues, hoy felicitamos a nuestro Ayuntamiento por impulsar la Cultura, a la Delegación de Cultura y Fiestas por entender que sin Cultura estamos perdidos y desorientados. Y queremos hacer partícipe de este reconocimiento a todo el equipo de trabajadores y trabajadoras de la Delegación por el trabajo que desempeñan pro del avance cultural de nuestro pueblo.