miércoles, 21 octubre, 2020

.

Desde el PSOE-A de Bormujos nos unimos desde el dolor, pero igualmente desde un profundo respeto, al homenaje que hoy ha tenido lugar en Madrid, en el Palacio de Oriente, a todas las víctimas mortales de la pandemia de la Covid-19. Vaya nuestro reconocimiento a cada una de ellas, nuestro sincero pesar a sus familiares.

Hoy la imagen que se ha proyectado en el homenaje ha sido de unidad social e institucional, y es un orgullo para los socialistas de Bormujos poder afirmarlo así. Porque solo desde la unidad de sociedad, desde la unidad de país se pueden encarar tan terribles acontecimientos como los que hemos vivido, que tantas vidas humanas se han llevado por delante. Solo desde esa unidad podremos estar en condiciones de afrontar y conciliar tanto dolor, y estar en posición de afrontar con éxito cualquier rebrote que pueda sobrevenir.

Esperemos haber aprendido de esta terrible lección cuán necesaria es la unidad de acción ante problemas que pueden sobrepasarnos, dejarnos bien patente que solo si remamos en la misma dirección podremos vislumbrar la luz al final del túnel.

Queremos reconocer la labor tan grandiosa, llena de solidaridad y de entrega, llevada a cabo por la familia sanitaria, hombres y mujeres que detrás de las EPIS se han comportado como héroes siendo tan solo personas, aunque personas que han sacado lo mejor de sí mismas para ponerse al servicio de la sociedad en los momentos más críticos y dolorosos, jugándose sus vidas para salvaguardar las ajenas. Seamos justos y equitativos con ellos y reforcemos la Sanidad Pública. Vaya nuestro homenaje, y agradecimiento, como no puede ser de otro modo, a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, Fuerzas Armadas, Protección Civil, y al ingente ejército de trabajadores esenciales y voluntarios que han estado al pie de la calle, demostrando que la Sociedad Española merece ser puesta en valor, que es una sociedad ante la que podemos quitarnos el sombrero. GRACIAS A TODOS Y TODAS.

Ojalá podamos sentir algún día que los fallecidos nunca murieron solos, sino que supimos dar lo mejor de nosotros por ellos, que es como si hubiésemos tenido la oportunidad de tomarlos de la mano en el momento más doloroso, en el trance más crucial que puede vivir una persona.

Solo queda apelar a la responsabilidad, incitar a no bajar la guardia,  reforzarnos como sociedad digna de sí misma.

Francisco Miguel Molina Haro

Secretario General del PSOE-A de Bormujos y Alcalde de Bormujos