viernes, 10 julio, 2020

El Gobierno confina a los ciudadanos y limita sus movimientos para frenar el coronavirus

España ya está en estado de alarma para frenar el avance del coronavirus Covid-19. Desde este sábado y durante los próximos 15 días, los ciudadanos de todo el país tendrán restringida la libertad de movimientos, tal y como figura en el real decreto aprobado por el Consejo de Ministros. Solo podrán circular por las calles para adquirir alimentos, productos farmacéuticos y bienes de primera necesidad, asistir a centros hospitalarios, ir al trabajo y retornar a su casa, cuidar a mayores, menores, enfermos y personas con discapacidad, desplazarse a entidades financieras o por causa de fuerza mayor o situación de necesidad o bien por alguna otra razón análoga debidamente justificada. Los vehículos, del mismo modo, solo podrán circular para realizar esas actividades, únicamente. Además, el Ministerio del Interior podrá acordar el cierre de carreteras o tramos de ellas por razones similares. Los comercios y negocios tendrán suspendida su actividad, salvo supermercados, mercados o farmacias, como ya de hecho sucede en Madrid. El Gobierno confina a los españoles para contener al máximo la expansión de la enfermedad.

Son algunas de las medidas adoptadas por el Consejo de Ministros extraordinario de este sábado, que aprobó la declaración del estado de alarma en todo el país. Encuentro presidido por Pedro Sánchez y presencial, no telemático, y al que acudieron todos los ministros, salvo las titulares de Igualdad y Política Territorial, Irene Montero y Carolina Darias, ambas contagiadas por coronavirus. Pablo Iglesias, vicepresidente segundo y pareja de Montero, estaba en cuarentena pero asistió a la cita del Gabinete. Fuentes de su departamento explicaron que el presidente le convocó al Consejo y no se pudo habilitar la asistencia telemática, por lo que se siguió un protocolo sanitario, definido desde la Moncloa, para hacer que su presencia fuera totalmente segura.

El real decreto que declara el estado de alarma centra la toma de decisiones en el Gobierno de Sánchez, la única autoridad competente. Para el ejercicio de sus funciones, bajo la superior dirección del presidente, serán autoridades competentes delegadas, en sus respectivas áreas, los ministros de Defensa, Margarita Robles; Interior, Fernando Grande-Marlaska; Transportes, José Luis Ábalos, y Sanidad, Salvador Illa. Los cuatro pueden dictar en este periodo acuerdos, resoluciones y disposiciones que garanticen el cumplimiento del real decreto y la protección de las personas. Los cuerpos policiales autonómicos y locales quedarán “bajo las órdenes directas” del ministro del Interior.

El texto suspende la actividad educativa presencial en todos los centros —prohibición que ya habían adoptado las comunidades autónomas—, obliga a los empleadores a facilitar el teletrabajo y establece el cierre al público de todos los comercios y negocios que no sean de primera necesidad. En supermercados y mercados quedará prohibido el consumo de alimentos, se evitarán aglomeraciones y se mantendrá la distancia de seguridad interpersonal de un metro. Cafeterías y restaurantes podrán prestar exclusivamente servicios de entrega a domicilio. Quedan también suspendidas verbenas y fiestas populares.

NI ESTRÉS, NI ANSIEDAD NI PÁNICO. ES HORA DE AFRONTAR ESTA NUEVA REALIDAD CON RESPONSABILIDAD.

#QuedateEnCasa