lunes, 18 junio, 2018
FRANCISCO MOLINA. ALCALDE DE BORMUJOS:

“En tres presupuestos hemos tripilicado las partidas sociales”

Dos años después de que le aupase a la Alcaldía, su pacto con Participa Bormujos está consolidado. El regidor bormujero saca pecho del giro progresista que ha dado el Ayuntamiento y confía en que la SE-40 traiga desarrollo industrial e inversiones
 

HELENA PEÑA /BORMUJOS 26 JUN 2017 / 09:07 H – ACTUALIZADO: 26 JUN 2017 / 09:11 H.  Ir a texto completo de entrevista en El Correo de Andalucía

«En tres presupuestos hemos triplicado las partidas sociales»

 

Desde que tomara las riendas del Ayuntamiento, Francisco Molina ha recibido en su despacho a más de 700 vecinos, más los que ha visto «en citas informales». Y se jacta de que su pueblo, Bormujos, ha pasado de ser conocido por escándalos de corrupción a salir en los medios por iniciativas como el Concurso Festival Rock del Aljarafe o el Donkeys&Birds.

 

¿Qué balance hace al llegar al ecuador del mandato?

—No puede ser más positivo. Y doy un dato: de las 125 medidas que llevábamos en nuestro programa electoral hemos cumplido el 80 por ciento. Cualquiera que coja el documento puede comprobarlo.

 

—¿Y cuáles han sido las medidas estrella que se han llevado a cabo?

—Fundamentalmente, nuestra gestión de gobierno se ha sustentado en tres pilares: las políticas de empleo; la racionalización del gasto y el saneamiento de las arcas municipales, que nos pone en muy buena disposición para el futuro; y las políticas sociales, porque en los tres presupuestos que hemos sacado adelante hemos llegado a triplicar las partidas destinadas a esta parcela.

 

—Sin embargo, un estudio publicado por la Asociación estatal de directores y gerentes de Servicios Sociales aseguraba que Bormujos estaba entre los municipios andaluces con menos gasto social por habitante. ¿Cómo se explica eso?

—De una manera muy sencilla. Durante los seis años anteriores de gobierno del PP hubo un drástico recorte, que es visible consultando los presupuestos, en las partidas de servicios sociales. Llevamos tres años subiéndolas, en concreto, han aumentado en un 72 por ciento. Pero la ley de las administraciones locales nos impide aumentar el gasto del tirón, tenemos que hacerlo progresivamente. En cualquier caso, no me siento orgulloso y, de seguir en el gobierno, que seguiremos, estaremos entre los primeros de la clasificación dentro de no mucho tiempo.

 

—Dijo usted al llegar a la Alcaldía que el pacto con Participa Bormujos sería duradero aunque se dijese lo contrario. ¿Puede decir lo mismo dos años después?

—No solo es duradero sino que se ha consolidado. Gracias a este gobierno progresista hemos podido dar el giro social que este Ayuntamiento necesitaba.

 

—¿Y la oposición?

—En general la relación es buena, y hay que reconocer que Ciudadanos, pese a las diferencias, muestra una actitud proactiva. El PP, sin embargo, sigue en esa política del barro y el ventilador a la que nos tiene acostumbrados desde el Gobierno central. Debería cambiar la actitud, pensar un poco más en los problemas reales de Bormujos y dejar de ponerle palos en la rueda a este equipo de gobierno.

 

—¿Ha conseguido crear empleo público en igualdad de condiciones, tal y como prometió?

—Todos los procesos selectivos y las ofertas públicas que ha sacado el Ayuntamiento han estado fundamentadas. En el primer año de funcionamiento de la bolsa social de empleo se llegaron a hacer 280 contratos temporales.

 

—Otro de sus compromisos fue luchar por un nuevo edificio para el CEIP Padre Manjón. ¿Lo logrará?

—En ello estamos poniendo todo nuestro empeño. Es cierto que nos sentimos un poco decepcionados al ver que en los presupuestos de la Junta no había dotación para ello. Aprobamos una moción por unanimidad en la que pedimos esta obra, y yo me voy a reunir próximamente con el gobierno andaluz para articular que en los próximos presupuestos se contemple. Voy a intentar conseguir ese compromiso, porque el Padre Manjón es un colegio emblemático y necesita solucionar sus deficiencias y problemas estructurales y espaciales.

 

—¿Cómo recibió el Ayuntamiento la absolución de la exalcaldesa Ana Hermoso?

—Respetamos las decisiones judiciales pero es lamentable que por un fallo de plazos no se haya podido arrojar luz sobre lo que ocurrió realmente. De todas formas, sí que valoramos que Bormujos ahora sea conocido por cuestiones que no tienen nada que ver con la corrupción ni con bolsos de marca. Nos conocen porque viene Barón Rojo, porque tenemos burritos bombero o porque generamos empleo y estabilidad a los trabajadores.

 

—¿Qué retos y deseos tiene para el resto del mandato?

—Hemos puesto las bases para que Bormujos se erija en una ciudad de futuro. Por su situación estratégica, debemos continuar poniéndola en valor para que se siga moviendo la economía. Ahí tendrá mucho que decir el área de oportunidad que tenemos en el polígono Pétalo. Pero, en torno al nudo de la SE-40, auguro que va a haber un desarrollo industrial y de inversiones importante, y eso lo tendremos que ver más pronto que tarde.