sábado, 22 septiembre, 2018

images111

 

 

IGNORANCIA EN LOS SERVICIOS SOCIALES DE BORMUJOS

 

Todo lo que se ignora, se desprecia. Antonio Machado.


Una frase célebre y clave para empezar el día en la red por parte de la Delegación de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Bormujos.

Por mi parte, como vecina de Bormujos y responsable de la Secretaría de Salud, Políticas Sociales y Mayores, del Partido Socialista Obrero Español de Bormujos, empiezo el día accediendo a la Web Oficial de ésta Delegación para recabar información e intentar solucionar algunas gestiones personales. Mi sorpresa es alarmante al descubrir las malas prácticas y el lenguaje discriminatorio y despectivo hacia ciertos colectivos. Todo un despropósito y una paradoja que proceda este lenguaje precisamente de la Delegación de Servicios Sociales.

Todas las Instituciones y Administraciones Públicas deben evitar titulares que destaquen aspectos negativos, y no emplear términos inexactos que perpetúan la ignorancia y sean conducentes a la estigmatización de las personas implicadas, y más aún, cuando los redactores del Ayuntamiento son profesionales que trabajan en este campo.

Existen una serie de recomendaciones de la ONU y otros organismos oficiales, que deberían de servir de premisas a ésta Delegación y que obligan a retirar ciertos titulares y encabezamientos en dicha Web.

En pleno siglo XXI:

Ignorancia es llamar “Discapacitados” a las personas con Discapacidad.

Ignorancia es referirse a “Enfermos Mentales” en lugar de personas con problemas de Salud Mental.

Ignorancia es, que al poner en marcha un taller de inicio reciente, para un colectivo determinado, se le de el siguiente titular: taller para “Enfermos Mentales” que persigue la “Normalización” de éstas personas. (De entrada ya, ¿que salvajada es ésta?, ¿que debemos de normalizar?, se olvidan que están hablando de personas).

Ignorancia es, encabezar de esta forma en la web, el siguiente titular, y podéis verificar que a fecha de hoy sigue igual, “sorteo de empleos para discapacitados de Bormujos el día 16…..”

Por todo ello, podemos comprobar la falta de sensibilidad y los mensajes que se están transmitiendo a través de esta Delegación y de todo el equipo de gobierno a su vez, esto demuestra que quedan bastante lejos de estas personas, aunque quieran aparentar cierta cercanía.

Para estar cerca de algunos colectivos hay que “abrir los ojos” sobre los avances alcanzados por estas personas.

El lenguaje discriminatorio merma las habilidades y aptitudes de las personas con discapacidad, al emplearse términos como minusválidos, deficientes o discapacitados, y no mejoran la imagen social de las mismas.

Para terminar, adjunto alguna bibliografía y fuentes:

Guía de buenas prácticas sobre personas con discapacidad (colgada en la Web de la Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales).

Real Patronato sobre Discapacidad.

Fundación Pública Andaluza para la Integración Social de Personas con Enfermedad Mental (FAISEM).

Comité de Entidades Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI-Andalucía).

Confederación Andaluza de Organizaciones en favor de las
Personas con Discapacidad Intelectual (FEAPS-Andalucía).

Confederación Andaluza de Personas con Discapacidad Física
y Orgánica. (CANF-COCEMFE Andalucía).

Federación Andaluza de Asociación de Atención a Personas con
Parálisis Cerebral (ASPACE-Andalucía).

Federación Andaluza de Asociaciones de Padres con Hijos con
Trastornos del Espectro Autista (AUTISMO-Andalucía).

Federación de Asociaciones para la Promoción de la Mujer con
Discapacidad LUNA Andalucía.

Federación Española de Enfermedades Raras (FEDER).

Organización Nacional de Ciegos Españoles de Andalucía (ONCE).

Federación Andaluza de Asociaciones de Personas Sordas (FAAS)


Juani Acevedo 

Secretaría de Salud, Políticas Sociales y Mayores