jueves, 21 junio, 2018

 

Manifiesto del PSOE-A sobre medidas especiales para contrarrestar los efectos de la sequía y las inundaciones en los trabajadores/as agrarios.


psoe-andalucia

La Comunidad Autónoma de Andalucía está sufriendo los graves efectos padecidos por el ciclo de sequía y las inundaciones que afectaron a la práctica totalidad del territorio andaluz durante el pasado año.
Esta situación ha tenido consecuencias muy negativas en nuestra agricultura, con una importante reducción de los jornales con respecto a la campaña anterior, como han denunciado las distintivas organizaciones agrarias.
Esta reducción de producción y, por ende, de jornales afecta de manera importante a los trabajadores y trabajadoras del campo, que es de mayor incidencia en las mujeres, ya que éstas vienen desempeñando aquellos trabajos menos cualificados y que, debido a la vuelta de trabajadores/as parados/as de la construcción al campo, se ven con mayores problemas de acceso al mercado de trabajo.
El actual sistema legal establecido para la percepción del subsidio agrario, impone una realización mínima de 35 peonadas anuales, siendo actualmente un número excesivo por la especial situación que vive el campo andaluz, que impiden que miles de trabajadores y trabajadoras puedan conseguir esos jornales.
Por ello, desde el PSOE de Andalucía proponemos que se tomen diversas medidas por parte del Gobierno de la Nación, que contrarresten los efectos de la mala cosecha, tales como un nuevo Programa de Fomento de Empleo Agrario especial para esta situación concreta y una reducción considerable de las peonadas que den derecho a la percepción del subsidio agrario.
Por todo lo anteriormente expuesto, desde el PSOE de Andalucía instamos al Gobierno de España para que:
Primero.- Adopte medidas que contrarresten los efectos de la sequía en el campo andaluz mediante la aprobación de un Programa de Fomento de Empleo Agrario extraordinario para frenar la pérdida de empleo de miles de andaluces y andaluzas en el sector agrario por la sequía y las inundaciones.
Segundo.- Reduzca, al igual que hizo el Gobierno en 2010, e incluso elimine (para las zonas más afectadas) las peonadas necesarias para acceder al subsidio agrario.